Forus Barcelo
  • Vecinos de Centro de Madrid piden a Carmena un plan antiatentados urgente

    9 septiembre 2017 escrito por  
    Dos de las jardineras instaladas en Fuencarral | Fotografía: RAQUEL ANGULO

    Dos de las jardineras instaladas en Fuencarral | Fotografía: RAQUEL ANGULO

    La Plataforma de Asociaciones de Vecinos de Madrid Centro se ha movilizado tras los atentados de Barcelona para pedir al Ayuntamiento un plan estructural y medidas urgentes que ayuden a evitar, en lo posible, que se repitan actos terroristas de este tipo en las zonas con más tránsito peatonal.

    La coordinadora agrupa a asociaciones vecinales de Chueca y Salesas, los Austrias, las Cavas, las Letras, Universidad y otras entidades –como Avecla o La Corrala–, que desean mantener una reunión con la alcaldesa, Manuela Carmena, para plantear medidas que ayuden a «eliminar riesgos para la vida humana» pero que, al mismo tiempo, respeten el entorno.

    Por su parte, Carmena ha derivado este tema como un asunto ordinario al concejal del distrito, Jorge García Castaño, respuesta que no contenta a la plataforma vecinal, que si en unos días no ha recibido respuesta del consistorio tiene intención de empezar una batalla buscando apoyo en otras administraciones públicas.

    Lo que proponen las asociaciones de vecinos es crear una mesa de trabajo conjunta con representantes vecinales y miembros del Ayuntamiento, de las fuerzas de seguridad y de los bomberos. En concreto, plantean tres tipos de medidas diferentes: la instalación de bolardos y barreras físicas en aquellos enclaves peatonales o de convivencia del tráfico rodado con los viandantes que sean más sensibles; aumento de la videovigilancia a través de cámaras; y la incorporación de mecanismos de control magnético en el acceso a los barrios que integrarán el Área de Prioridad Residencial (APR) de Centro, cuya entrada en vigor está prevista para enero 2018.

    Para esa fecha también está programado el inicio de las obras en la Gran Vía, que integrará esta vía en el APR de Centro, en las que se ampliarán las aceras y se eliminarán los bordillos con la instalación de una plataforma única como la que se está poniendo en práctica en la reforma de once calles de Chueca y Salesas que está actualmente en marcha, con la calle Hernán Cortés como referente de este nuevo modelo.

    Hasta la ahora se desconoce si lo sucedido en verano en Barcelona ha alterado esos planes y en el proyecto final se instalarán bolardos, elementos urbanos no previstos en los primeros bocetos del proyecto que el Ayuntamiento hizo públicos en el mes de mayo.

    Lo que los vecinos plantean es que se aprovechen las obras de las nuevas zonas para instalar más y mejores medidas de seguridad encaminadas a evitar hipotéticos atentados terroristas, como bolardos permanentes de mayores dimensiones donde hay acumulación de personas, turistas y residentes.

    Deja tu opinión

    Puedes participar con tu usuario de:
    GoogleYahooWordpressAOLFlickrBloggerLivejournalMyOpenIDTechnoratiVerisignVidoopClaimIDOpenId


    O puedes completar lo siguiente: