Publicidad
  • Risotto de panceta ahumada y nueces

    5 diciembre 2015 escrito por  

    Esta receta de risotto de panceta ahumada, nueces y trufa negra despertará el apetito de todos los que se acerquen a la cocina durante su elaboración, pero lo mejor será la degustación de un risotto con su cremosidad, con un toque de sabor ahumado, la textura de las nueces, el característico sabor de la trufa.

    INGREDIENTES: (4 personas)

    • ½ cebolla blanca
    • 2 dientes de ajo
    • 350 grs. de arroz arborio Biomundo
    • 150 grs. de vino blanco,
    • 1’3 litros aprox. de caldo de pollo tradicional Biocop
    • 8 lonchas de panceta ahumada Gumendi
    • 50 grs. de nueces peladas Bioartesa
    • 2 ramitas de tomillo Artemis Bio
    • 80 grs. de queso parmesano
    • pasta de trufa negra o trufa negra (al gusto)
    • aceite de oliva virgen extra Leoncio Gómez
    • sal marina atlántica Biocop.

     

    PREPARACIÓN:

    Pela la cebolla y pícala en brunoise, pela los dientes de ajo y pícalos bien finos. Corta las lonchas de panceta ahumada en tiras transversales no muy finas y trocea las nueces, no muy pequeñas. Pon el caldo a calentar en un cazo o en una jarra en el microondas.

    Pon una cazuela para hacer el risotto a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra. Pocha la cebolla a fuego lento añadiendo una pizca de sal y cuando la cebolla esté tierna incorpora el ajo, rehoga un par de minutos y añade el arroz, sube el fuego y rehógalo hasta que cambie de color, entonces moja con el vino y deja evaporar.

    Cuando el arroz esté casi seco empieza a incorporar el caldo que estará bien caliente cazo a cazo, es decir, vierte un poco de caldo, que cubra el arroz, y deja que cueza a fuego alegre (burbujeando suavemente) mientras vas moviendo con la cuchara de madera y haciendo que desprenda almidón para que quede un arroz cremoso. Añade también el tomillo deshojado y cada vez que el arroz quede seco añade más caldo, y así hasta terminarlo.

    Mientras se hace el arroz, pon una sartén a calentar con la panceta y las nueces para tostarlos. Cuando incorpores el último cazo de caldo al arroz, añade también la panceta bien dorada, las nueces tostadas y la grasa que haya quedado en la sartén, añade también el queso parmesano rallado (si tenéis la corteza del queso la podéis añadir al empezar a añadir caldo para brindar más sabor al risotto) bien fino y mezcla bien. Justo antes de servir añade la pasta de trufa negra y vuelve a mezclar.

      Fuente: gastronomiaycia.com

    Comments are closed.