Publicidad
  • Pechuga de pollo con leche de coco y frutos secos

    21 noviembre 2015 escrito por  

    Si estás buscando una receta para enriquecer una pechuga de pollo, no sólo con sabor, también con alimentos saludables como son los frutos secos, aquí tiene una buena opción, es esta receta de pechuga de pollo con leche de coco y frutos secos.

    Por lo demás, esta receta de pollo con leche de coco y frutos secos, deciros que está deliciosa y que será inevitable dejar el plato limpio, la salsa y los frutos secos tostados y crujientes son exquisitos acompañando esta carne blanda tan agradecida. Las especias también cumplen bien su papel, la pimienta de Jamaica y el shichimi togarashi, del que os recomendamos dispensar la cantidad adecuada para que aporte el toque picante que os guste, potencian el sabor de los frutos secos y alegran la salsa.

    INGREDIENTES: (4 personas)

    • 4 pechugas de pollo ecológico Coren
    • 35 grs. de nueces peladas BioArtesa
    • 35 grs. de cacahuetes pelados Terrasana
    • 35 grs. de almendra cruda BioArtesa
    • 15 grs. de piñones Artemis Bio
    • 20 grs. de jengibre fresco
    • 1 diente de ajo
    • 400 ml. de leche de coco Terrasana
    • pimienta de Jamaica
    • shichimi togarashi
    • sal marina atlántica Biocop
    • aceite de oliva virgen extra Leoncio Gómez
    • 10 tallos de cebollino

     

    PREPARACIÓN:

    Pon una sartén amplia a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente incorpora las pechugas de pollo enteras y dóralas por los dos lados, añadiéndoles un poco de sal. Cuando el pollo esté dorado, retíralo de la sartén y resérvalo.

    Vuelve a poner la sartén al fuego y añade un poco más de aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente y a fuego medio, incorpora las almendras para tostarlas levemente, a continuación añade los piñones, las nueces y los cacahuetes, dales un par de vueltas para que se doren e incorpora el jengibre y el ajo finamente picado.

    Rehoga un minuto y añade la leche de coco, la pimienta de Jamaica, el shichimi togarasi y sal al gusto, cuando rompa a hervir baja el fuego y deja cocer unos cinco minutos, después incorpora las pechugas de pollo para que se terminen de cocinar en la salsa.

    Si crees que el pollo se ha cocinado antes de que la salsa haya reducido lo necesario, retira las pechugas y prosigue con la reducción, pero sin excederte, recuerda que desde que empiezas a emplatar y hasta que sirves, la salsa sigue perdiendo agua.

    Sirve la pechuga de pollo en el centro de un plato y nápala con la salsa de coco y frutos secos. Para terminar, reparte un poco de cebollino fresco bien picado sobre cada plato. ¡Buen provecho!

      Fuente: gastronomiaycia.com

     

    Comments are closed.