Publicidad
  • Gran Vía se cerrará al tráfico privado permanentemente desde Navidad

    5 octubre 2017 escrito por  
    Distribución de los carriles de Gran Vía para el tránsito de peatones y vehículos | Fotografía: Ayuntamiento de Madrid

    Distribución de los carriles de Gran Vía para el tránsito de peatones y vehículos en corte al tráfico por el Día Sin Coches 2016| Fotografía: Ayuntamiento de Madrid

    La circulación de vehículos privados por la Gran Vía estará restringida a partir de diciembre. Según confirmaba ayer el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, desde ese mes y como ya sucediera en las Navidades de 2016 se ampliarán las aceras y, tras las fiestas, comenzarán las obras de remodelación.

    El rediseño de la Gran Vía, que se enmarca dentro de las medidas del equipo de Manuela Carmena para reducir la polución, contempla reducir los carriles y ampliar las aceras, dándole más protagonismo al peatón. Así, el proyecto inicial prevé dos carriles en cada sentido, uno para el tráfico de vehículos autorizados (residentes y de reparto) y otro para el transporte público y las bicicletas.

    La futura Gran Vía «será una calle mucho más amable, mucho más verde, con espacios para sentarse y para disfrutar y, desde luego, que priorice a los peatones, que son los grandes olvidados de Gran Vía», afirmó este miércoles 4 de octubre el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible en una entrevista en la emisora Onda Madrid.

    Diseño actual y futuro de la Gran Vía | Imágenes: Ayuntamiento de Madrid

    Diseño actual y futuro de la Gran Vía | Imágenes: Ayuntamiento de Madrid

    «Lo que haremos será mantener esa estructura [la de ampliación de aceras, reducción de carriles y restricciones al tráfico privado] para que puedan a empezar a operar las empresas que harán esta obra», explicó Calvo, que considera que «no tendría mucho sentido» reabrir la Gran Vía al tráfico después de Navidades «para empezar la obra un mes o quince días después».

    La nueva Gran Vía se incluirá, además, en la nueva Área de Prioridad Residencial (APR) única para todo el Centro de Madrid, que se pondrá en marcha en junio de 2018, y que incorporará a Chueca y Malasaña, entre otros barrios.

    Con este cierre, el tráfico se reducirá en un 80%, pasando de los 50.000 vehículos diarios actuales a unos 10.000. En cuanto a los conductores, Calvo afirmó que «tendrán que buscar alternativas» y recordó que «en ninguna ciudad moderna los coches cruzan por el Centro».

    Más información:

    Deja tu opinión

    Puedes participar con tu usuario de:
    GoogleYahooWordpressAOLFlickrBloggerLivejournalMyOpenIDTechnoratiVerisignVidoopClaimIDOpenId


    O puedes completar lo siguiente: