Publicidad
  • El diseño de plataforma única, peligroso para las personas invidentes

    9 enero 2018 escrito por  
    La nueva calle Hernán Cortés, con aceras más anchas, alcorques y asientos | Fotografía: Ayuntamiento de Madrid

    La nueva calle Hernán Cortés, con aceras más anchas, alcorques y asientos | Fotografía: Ayuntamiento de Madrid

    El nuevo diseño de plataforma única elegido para el rediseño de once calles de Chueca y Salesas supone, según la ONCE, todo un peligro para las personas invidentes o con discapacidades visuales al eliminar los bordillos y los bolardos de separación entre la calzada y las aceras.

    Así lo explica a La Razón Luis Miguel López, presidente del consejo territorial de la ONCE en Madrid, cuya sede se encuentra en la calle Prim. Según su testimonio, para las personas con ceguera como él pasear por el «nuevo» centro «es una yincana que durante veinte minutos es entretenida, pero que cuando se repite todos los días es algo muy peligroso», explica.

    López señala la Gran Vía y el barrio de Chueca como los grandes puntos negros para la movilidad de las personas invidentes, con muchos pasos de peatones en los que no existe ni un ligero desnivel en la acera ni baldosas con relieve circular que marquen la presencia de un cruce.

    Esto, unido a la ausencia de señales acústicas en los semáforos en verde, les dificulta poder saber si el semáforo está en rojo o en qué lugar están, si en la acera o en la calzada. Por ello, a finales de 2017 el delegado territorial de la ONCE en Madrid, Luis Natalio Royo, advirtió de la peligrosidad de implementar el mismo diseño de calles de plataforma única en el rediseño de la Gran Vía.

    Entre las vías de plataforma única, Luis Miguel López señala la calle Hernan Cortés como la más peligrosa. «No podemos distinguir dónde empieza la acera y dónde la calzada», apunta López. Un problema que tampoco se soluciona con los perros-guía, entrenados para identificar bordillos y esquivarlos, que al tener todo al mismo nivel tampoco advierten el peligro.

    «Cuando tuvimos conocimiento de que el Ayuntamiento iba a apostar por este tipo de pavimentación, les pedimos que hicieran algunas modificaciones», subraya López, pero solo se implementará en Gran Vía, no en Chueca. «Ni siquiera hay bolardos puestos, pero si los pusieran tampoco cambiaría mucho la situación», lamenta López, que ve la solución en la instalación de una franja de 40 centímetros con baldosas con relieve circular que pueden detectar con el bastón.

    Más información:

    Comentarios

    Un comentario en “El diseño de plataforma única, peligroso para las personas invidentes”
    1. Jose manuel dice:

      Digo yo que lo peligroso serán los vehículos no?
      No la acera sin barreras. Habrá q plantearse de una vez por todas el distrito centro sin coches