Publicidad
  • Cuenta atrás para la instalación de las vallas para cortar Gran Vía en Navidad

    27 noviembre 2017 escrito por  

    Tráfico en la Gran Vía en Navidad

    El Ayuntamiento de Madrid comenzará esta semana a instalar las vallas de hormigón que delimitarán la ampliación de las aceras en Gran Vía durante esta Navidad y que permanecerán, como poco, hasta el 7 de enero de 2018. Con ello, los carriles en esta vía pasarán de tres a dos por sentido.

    Muchas fueron las críticas el pasado año hacia las vallas azules metálicas que delimitaban el espacio peatonal. Por ello, y para garantizar aún más la seguridad de los viandantes, se ha optado por un nuevo sistema de hormigón, de unos 800 kilos de peso.

    Debido a las características de los dispositivos, es necesario emplear una grúa elevadora que vaya colocando cada pieza de manera individual, por lo que no se retirarán, como pronto, hasta que se de por finalizado el dispositivo de movilidad especial de Navidad y no tras los fines de semana y festivos en los que se apliquen las restricciones de circulación para vehículos privados.

    Como debido al tráfico esa operación no se puede realizar durante el día, se instalarán durante cuatro noches consecutivas (de 23 a 7 horas) para que estén colocadas el viernes 1 de diciembre, que es cuando comienzan las restricciones de tráfico del dispositivo de circulación de Navidad.

    Así, los trabajos comenzarán esta noche desde Plaza de España hasta la red de San Luis (Gran Vía con la confluencia de las calles Fuencarral y Montera) en la acera de los impares. En la siguiente jornada, el martes 28 de noviembre, se llegará hasta la calle de Alcalá; el miércoles 29 de noviembre se trabajará entre Hortaleza y Tudescos y el jueves se hará el tramo entre Tudescos y San Bernardo, y se realizarán los últimos trabajos de señalización.

    Según se vayan instalando las barreras en cada tramo, el tramo de carril que pasa a ser espacio peatonal ya no podrá ser usado por los vehículos.

    En esas cuatro noches se instalarán en 1.400 metros lineales 700 barreras de hormigón y plataformas para garantizar la accesibilidad en las paradas de autobús. Los peatones ganarán 5.400 metros cuadrados más en la Gran Vía y se habilitarán un carril bus taxi y un ciclocarril por cada sentido.

    Deja tu opinión