Publicidad
  • BiciMAD pasa a manos de la EMT

    26 septiembre 2016 escrito por  

    El Ayuntamiento de Madrid ha decidido realizar un importante cambio en la gestión de BiciMAD, el servicio público de bicicletas eléctricas de la ciudad. El Área de Medio Ambiente y Movilidad transferirá a la EMT esta misión gracias a la cesión del contrato de la actual concesionaria: Bonopark, S.L.

    Aunque será la Empresa Municipal de Transportes la que llevará la gestión de BiciMAD, Bonopark seguirá siendo proveedor tecnológico de este servicio público. Así, pasaran a manos de EMT: hardware y software, bicicletas, maquinaria y equipos técnicos, construcciones, mobiliario y existencias.

    Todos estos activos no amortizados están valorados en 10.500.000 euros, una cifra con la que Bonopark S.L. renuncia a la solicitud de reequilibrio económico registrada en octubre de 2016, que quedará sin efecto a la firma del acuerdo de cesión.

    Desde ese momento, el inventario de BiciMAD pasará en su totalidad a la EMT, propiedad del Ayuntamiento de Madrid, así como una licencia de uso indefinido de las patentes propiedad de Bonopark S.L.

    El contrato que hoy (lunes, 26 de septiembre) se cede, cifra en 4.000 el límite de bicicletas públicas para Madrid, por lo que se estudiará la posibilidad de realizar ampliaciones para mejorar la movilidad sostenible en la ciudad, empezadon por estudios para ubicar las siguientes ampliaciones de BiciMAD, de acuerdo con las Juntas Municipales de Distrito.

    Al rescate de un popular servicio con pérdidas

    En octubre de 2015 Bonopark solicitaba al Ayuntamiento de Madrid el reequilibrio económico de la concesión, argumentando importantes pérdidas económicas generadas por robos y vandalismo.

    Tras un exhaustivo análisis sobre el funcionamiento del servicio y teniendo en cuenta la gran acogida de BiciMAD entre madrileños y visitantes, así como el papel estratégico de la bicicleta en la movilidad sostenible de la ciudad, el Ayuntamiento ha apostado por impulsar este cambio de modelo.

    Tras varios meses de auditoría (técnica y económica) se han podido comprobar determinadas deficiencias, «reiteradamente denunciadas por los usuarios y de los que el gobierno municipal era y es plenamente consciente: indisponibilidad de bicicletas; mal funcionamiento de los anclajes y errores en la interconexión base-bicicleta; mejorable atención a los usuarios y, en general, baja calidad del servicio ofrecido», explica el Ayuntamiento en su comunicado.

    El estudio obtenido es resultado del análisis en profundidad de todos los aspectos del servicio: financiero y de recursos humanos, de calidad del producto ofrecido y de la tecnología empleada. De esta forma, Bonopark y EMT han acordado una serie de mejoras a realizar en el sistema durante la fase de transición del contrato a EMT.

    En la actualidad, el servicio público de bicicletas madrileño cuenta 2.028 bicicletas a motor y 4.128 anclajes repartidos en 165 estaciones. En cuanto a los usuarios, BiciMAD cuenta con más de 60.000 abonados anuales que realizan unos 10.000 usos diarios (más de 300.000 al mes).

    Comments are closed.